Mauricio Medinaceli Monrroy
Consultor Privado
Petróleo - Gas Natural - Energía

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
Blog.001

¿Adictos al petróleo?: Una perspectiva Latinoamericana

Una de las preocupaciones centrales en la política energética hoy en día es la elevada dependencia de los combustibles fósiles, no sólo por los problemas ambientales asociados a su exploración y explotación, sino también al reciente incremento en los precios internaciones del petróleo que, en países importadores, incrementa la llamada "factura petrolera" y, en países productores, generan rentas económicas interesantes que muchas veces alteran la estabilidad política de un país.

En este sentido, muchos países de América Latina (AL), sobretodo aquellos importadores netos de petróleo y gas natural, realizan amplios esfuerzos en dos ámbitos: 1) el uso de fuentes de energía renovables y; 2) políticas de eficiencia energética. Dentro el primer grupo la producción de biocombustibles y el uso de energías no convencionales (viento, sol, geotermia, etc.) son parte sustantiva en la agenda energética regional; por otra parte, la inversión en el desarrollo de ciencia y tecnología para el aprovechamiento de nuevas fuentes de energía, ahora tiene un interesante repunte, "gatillado" en gran parte por los elevados precios del petróleo.

Pese a ello, el comportamiento del consumidor Latinoamericano parece dirigirse en sentido contrario, en efecto, la Figura 1 presenta la participación del petróleo, sus derivados y gas natural en el consumo total de energía para los años 1970 y 2009. Es evidente que dicha  participación se incrementó durante este período de 54% a 62%, de hecho el consumo promedio por habitante el año 1970 era 2.5 barriles equivalentes (de ambos productos), indicador que casi se duplica y alcanza los 4.3 barriles el año 2009, lo que evidencia que no sólo el consumo se incrementa por un aumento natural de la población, sino que también cada persona consume más petróleo y gas natural.

1: Consumo de Energía

imagen101201

Fuente: SIEE - OLADE

¿Qué se puede esperar en el futuro? La Organización Latinoamericana de Energía (OLADE) el año 2009 realizó un estudio de prospectiva hasta el año 2032 para ALC. Uno de los resultados más llamativos de este ejercicio es que, bajo un escenario tendencial, la participación de los combustibles fósiles representará el 63% del consumo total de energía y, en un escenario con elevado crecimiento económico y políticas de eficiencia energética activas, dicho porcentaje cae a 62%. Si se comparan estas cifras con la observada el año 2009, se advierten pocos cambios respecto al consumo de este tipo de combustibles. ¿Por qué sucede ello? Lo que acontece es que, en el escenario alternativo, pese a los esfuerzos por sustitución de combustibles y mayor eficiencia energética, el crecimiento de la producción de energía con fuentes alternativas es menor al crecimiento de la población, por ello, en el agregado el cambio es muy sutil.

¿Dónde radica el problema central? De acuerdo a las estadísticas utilizadas para la construcción de los escenarios de prospectiva por parte de OLADE, se advierte que el principal consumidor de petróleo y derivados es el sector del autotransporte, en particular, el público. Por ello, revertir la actual tendencia en el consumo de combustibles fósiles pasa, necesariamente, por modificar la estructura de consumo energético de este sector en América Latina y El Caribe.

¿Qué se puede hacer? Si bien es muy difícil lograr que el consumo de derivados del petróleo y gas natural disminuya en el corto plazo, bien podrían instrumentarse algunas medidas que generen un cambio en la matriz energética, algunas de ellas se detallan a continuación:

Impulsar sistemas de transporte masivo que, en lo posible, utilicen energía proveniente de fuentes alternativas. Si bien esta medida es de difícil cristalización, toda vez que el sector de transporte público en Latinoamérica es una fuente generadora de empleo importante, bien podrían generarse acciones conjuntas entre el Estado y los actuales trabajadores de este sector, para lograr soluciones consensuadas y sostenibles, pese a que la cantidad de personas empleadas, bajo el nuevo escenario, sería menor.

Eliminar los subsidios a los precios de las gasolinas y diesel oil. En muchos países productores de petróleo, existe la tentación (a la que muchas veces se cede) a subsidiar el precio de estos dos productos, ello asociado a una disminución en el costo de adquisición de vehículos, generó un crecimiento explosivo en el autotransporte público. En este sentido, fijar los precios de estos derivados en función a la cotización internacional del crudo, podría frenar el crecimiento de este sector.

En general la literatura observa que los subsidios a los precios de la energía tienden a ser regresivos, es decir, los más beneficiados de ellos son personas de ingresos medios y altos, dado que los pobres de un país generalmente utilizan leña, güano, etc. Por ello, "sincerar" el precio de la energía parece una posible estrategia para que la política de eficiencia energética sea promovida desde las personas.

Ante la pregunta del título, la respuesta en un contundente sí. Durante las pasadas cuatro décadas y, si todo sigue como hasta ahora, en las próximas dos, el consumo de combustibles fósiles (petróleo y derivados) representó y representará más del 60% de la energía consumida en América Latina y El Caribe, donde el consumo del sector autotransporte es quizás uno de los más importantes. Ante esa situación, es necesario rediseñar la intervención del Estado, limitando su apetito por subsidios a los precios de la energía e incrementando su participación en la provisión de sistemas de transporte masivo.

Mauricio Medinaceli Monrroy

La Paz, Diciembre 2010

 

 

 

Comentarios 

 
0 #8 Mauricio Medinaceli 04-08-2016 12:17
@Elio, muchas gracias, me gustó lo de "derecho adquirido"

@Melanio, de acuerdo.
 
 
0 #7 Melanio Aquino 03-08-2016 17:27
Las aplicaciones de subsidios siempre vas ser viable cuando se ejecute por equipo con rigor y responsabilidad .
 
 
0 #6 Elio Yamil Vargas 01-08-2016 16:14
Si bien los subsidios sobre todo tienen un carácter social en el sector energético es importante mencionar que estos ocasionan distorsiones en el precio interno, así como contrabando.
En la sede de Gobierno, se incrementó recientemente el pasaje de Bs1,5 a Bs2, a pesar que se está implementando un cambio de la matriz de gasolina a GNV, que es mar barato, y aun se subvenciona la gasolina (por insumos y aditivos), entonces no hay motivo de dicho incremento.
Mencionar que en Bolivia se subvenciona a varios productos derivados, diésel oil, gas oil, gasolina especial (insumos y aditivos), GLP engarrafado, asi como a campos marginales, representando un alto costo al Estado.
En esta coyuntura en donde prácticamente se conduce a la población a ser adicto al petróleo, a pesar que se intentó disminuir en Bolivia esta subvención la población ya lo considera como un derecho adquirido.
 
 
0 #5 Elio Yamil Vargas 01-08-2016 15:57
En mi punto de vista los subsidios ocasionan muchos problemas, como una distorsión en el precio, contrabando.
A mi parecer en Bolivia este beneficio no llega a los pobres, acá se implemento la redes de GLP que obviamente esta en la actualidad centrada en las zonas urbanas y periurbanas que en su mayoria viven personas de ingresos medio, pero estas instalaciones no llego a las zonas como las comunidades en donde aun cocinan sus alimentos a base de leña y otros.

Por otra parte, el pasaje en la sede de gobierno se incremento de Bs1,50 a Bs2, a pesar que existe un plan de reconversión de gasolina a GNV que es mas barato, por lo cual no hay motivo de incremento del pasaje, ya que aun se subsidia la gasolina a través de insumos y aditivos.
En Bolivia se subsidia a varios productos, como diesel oil, gas oil, gasolina especial (insumos y aditivos), GLP engarrafado, campos marginales. Representando un altísimo costo para el Estado Boliviano.
 
 
0 #4 Mauricio Medinaceli 31-07-2016 16:41
@Laura, adicionalmente los subsidios si bien los entrega el Gobierno, pero los financiamos todos los que pagamos impuestos. Abrazo!

@Camilo, de acuerdo con varios de los puntos que usted plantea. Saludos!

@Paola, lo dudo realmente, hoy en día las apuestas están en la energía solar. Saludos!
 
 
0 #3 Paola Nair 27-07-2016 13:27
Buenos Dias sabiendo q el consumo del sector autotransporte representan mas del 60% de nergia consumida bine se sabe q con el tiempo los recursos no renovables se iran agotando entonces es importante buscar nuevas formas de generar energia cuan importante seria dar un estudio a la energia geotermica ¿Sera que en algun momento puede llegar a ser uno de los principales propulsores de energia?
Muchas Gracias por el texto
 
 
0 #2 Camilo Cardenas R 26-07-2016 17:05
Dentro de un análisis de economía positiva, sin brindar juicios de valor, se muestra que en términos de demanda y oferta de hidrocarburos, los Estados Unidos es el principal productor. A lo largo de los años, diferentes productores han emergido en América Latina, el Medio Oriente y al Norte de África. Por ejemplo, Arabia Saudita produjo sobre los 10 MBD en el 2010. Sin embargo, la producción de productos refinados se encuentra concentrada cerca a las áreas de consumo. Los Estados Unidos es líder en capacidad de refinamiento. Situación similar ocurre en Europa Occidental. Al considerar a los dos aliados, ellos logran producir casi la mitad de productos refinados.

Con eso en mente, cada año la empresa British Petroleum (BP) presenta un informe predictivo para la industria de energía. En el informe del 2016 hasta 2035, BP indica que la industria de energía muestra debilidad en el mercado del petróleo. Globalmente hay evidencias claras que el mercado se está ajustando de una forma dolorosa. Como resultado, BP analiza la situación actual y predice lo siguiente:

1. La demanda de energía seguirá creciendo. A medida que la economía mundial se expande, más energía es necesaria para soportar los altos niveles de actividad y estándares de vida. En este sentido, el informe considera una gran incertidumbre en que tan rápido el PIB mundial aumente.

2. Hay un cambio en la participación de combustibles. Los combustibles fósiles se mantienen como la fuente de energía dominante, llegando al 60% en el 2035. El gas muestra la tendencia de ser el combustible fósil con mayor crecimiento, por tener amplias reservas y políticas amigables con el ambiente.

3. Se proyecta que las emisiones de carbono se duplique. Esto muestra una necesidad de políticas. Incluso BP declara en su informe que como compañía, ellos creen en el “carbon pricing” como un mecanismo para brindar incentivos a todos los jugadores. Esto sucede principalmente porque la flota vehicular mundial (carros/vehículos comerciales y personales) se duplica de 1.2 billones a 2.4 billones para el 2035. BP estima que el mercado vehicular en Estados Unidos y Japón está casi saturado. Consideran que todo el crecimiento vehicular será en economías emergentes.

Con ese antecedente y considerando la realidad de América Latina y el Caribe, si un Estado desea eliminar un subsidio (por ejemplo de gas en Ecuador), primero debe brindar la opción a sus ciudadanos de tener acceso a otro combustible más económico, como cocinas eléctricas. Caso contrario se enfrenta a desestabilidad y problemas políticos internos. Similarmente, un Estado necesita brindar sistemas de transporte masivos que sean amigables con el ambiente y eficientes en términos de requerimientos energéticos. Caso contrario, hay la gran posibilidad de repetir escenarios de contaminación ambiental, como en China, y congestión vial, como en India, en países de América Latina y el Caribe para el año 2035.

Para leer el informe completo de BP ir a:
http://www.bp.com/en/global/corporate/energy-economics/energy-outlook-2035/energy-outlook-downloads.html
 
 
0 #1 Laura María Rico 26-07-2016 16:15
Efectivamente creo que los subsidios no son buenos toda ves que "Papá Gobierno" es quien los asume. Como ciudadana no quisiera pagar más pero como mamá y una persona con conciencia social, creo que si debería. La Reforma Energética que estamos viviendo en México nos lleva a hacer na gran reflexión en ello
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

 
    
 

ACTIVIDADES

En la sección del "Blog" invito a leer: "YPFB o el Camino de la Muerte"

El precio de exportación del gas: Cuando las palabras "promedio trimestral" no son menores

Contador de Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter

SÍguenos en:


mmedinaceli@yahoo.com
Teléfonos: (591 2) 2751364 / (591) 72050547
Dirección: Calle 1, Nº 305, Alto Següencoma, La Paz - Bolivia.