Planes en el sector hidrocarburos y la fábula de la lechera

Planes en el sector hidrocarburos y la fábula de la lechera

Comparte el artículo

Para los lectores más jóvenes la fábula más o menos va así: una feliz muchacha iba rumbo al mercado a vender la leche que llevaba en su cántaro, cuando de pronto comenzó a soñar (a planear); soñó que con la venta de la leche tendría dinero para comprar huevos, luego podría tener gallinas…y así sus sueños comenzaron a crecer; hasta que el cántaro cayó al suelo y todos sus sueños se fueron abajo.

¿Por qué comienzo con este cuento para niños? Porque el sector hidrocarburos en Bolivia ha tenido varios planes en los últimos 15 años. Estos planes fueron plasmados en sendas publicaciones llenas de ejercicios numéricos y, en ocasiones, alta matemática y econometría. Pero, como el cuento de la lechera, gran parte de estos planes fueron buenos deseos. Aún recuerdo el Plan 100 del ex presidente de YPFB Santos Ramírez, 100 MM de mcd de producción, 100 TCF de reservas y 100 pozos petroleros. Suena bien ¿No creen?

Entonces ¿cómo pasamos de una declaración de intenciones a un plan efectivo? Ciertamente hay tantas respuestas a esta pregunta como lectores de este texto. Por ello a continuación expondré algunas ideas que tengo al respecto que no pretenden ser una ruta crítica, más bien, asoman como puntos de vista:

1. Para que un plan en el sector hidrocarburos boliviano sea más que una lista de buenas intenciones llena de números y estadísticas, son necesarios acuerdos político – partidarios y acuerdos sociales. No sirve de mucho hacer el ejercicio de planificación si el próximo gobierno tiene su propia agenda, así como también no sirve de mucho soñar con levantar subsidios si las juntas de vecinos y los sindicatos de transportistas no están de acuerdo.

2. Por ello el diseño de un Plan es, creo yo, la etapa final de un proceso de concertación entre varios actores que no necesariamente pertenecen al sector hidrocarburos. Usted puede reunir a los mejores técnicos del mundo, a las mejores empresas del planeta para hacer su plan, pero si la junta de vecinos de El Alto no está de acuerdo, usted no llegará muy lejos.

3. ¿Por qué tengo este punto de vista? Porque uno de los proyectos más exitosos del país en materia de hidrocarburos, el proyecto de exportación al Brasil, se materializó, entre otras cosas, porque los técnicos de YPFB expusieron el plan (logrando acuerdos) a los principales líderes políticos del momento… cuando fueron donde el compadre Palenque hay una anécdota divertida que algún día la contaré.

Sin acuerdos político-partidarios, sin diálogo con las instituciones sociales, sin diálogo con posibles inversionistas, sin todo ello, un plan solo beneficia a una empresa… a la que publicará una edición final y, probablemente, de lujo que quizás acompañará el anaquel de los recuerdos de los fallidos planes de los últimos 15 años.

S. Mauricio Medinaceli Monrroy

La Paz (aún encerrado) un día de la madre del año 2020